Manipulación genética de seres vivos en nombre de las ganancias

16.1.07

La Biotecnología. La biotecnología pretende redefinir las características de la evolución biológica y en ese proceso satisface necesidades de las fuerzas transnacionales. Esto causa serios problemas que hoy enfrentamos, y no se trata de estar en contra de la ciencia, sino de la “mala ciencia”¹ que es incuestionablemente dañina para nuestra salud y bienestar, y debe evitarse a toda costa.

Debemos recordar que las nuevas tecnologías -y la ingeniería genética es sólo una de ellas- se presentan ante el público como portadoras de realizaciones positivas para la humanidad, y en razón de esas promesas se especula sin sentido, dejando de lado las posibilidades negativas que las nuevas tecnologías traen consigo. Ya los mismos científicos que clonaron a Dolly anuncian la “emergencia” de un reino postbiológico, posthumano; la necesidad de acceder a la inmortalidad plena; la prohibición de alimentos de origen natural; la imposición de mascotas sintéticas; el nacimiento de Beethoven 2; y, para el año 2100 la muerte del último ser humano.

Esa fascinación alienante y religiosa por las nuevas tecnologías, es propia de un estilo tecnofacista² que reverencia lo artificial y desprecia lo natural, ocultando una actitud criminal que justifica la eliminación de todo aquello que se oponga a la dictadura de la tecnociencia. No es asombroso que los tecnofascistas, que pretenden ser muy científicos y modernos, sean recalcitrantemente conservadores y reaccionarios en términos políticos, legitimando al pie de la letra al capitalismo y todas las consecuencias que este sistema origina: Guerras, injusticias, desigualdad, miseria, hambruna, etc. Para ellos la gente y la vida son un problema que se resuelve de manera sencilla: prescindiendo de los incómodos seres humanos, sobre todos de los pobres y de los trabajadores, para sustituirlos por máquinas y artefactos.

Resulta muy típico del cinismo contemporáneo del que hace gala el capitalismo, que mientras ciertos investigadores tecno-científicos y representantes de las minoritarias clases sociales que controlan al mundo hablan de la inmortalidad, en el otro lado del planeta, como en Zambia y otros países africanos, la esperanza de vida es apenas de 33 años. Entonces, ¿Quienes aparte de un grupo reducido de población formado por élites globalizadas del capital, va a poder pagar miles o millones de dólares o euros por tan refinados tratamientos y por los costos de la transición hacia el posthumanismo? En este caso, sí que adquiere validez aquello de “la investigación en biotecnología sirve a los deseos de los ricos, más que a las necesidades de la humanidad”³.

Crímenes genéticos. En el hecho de reducir la vida a un conjunto de materiales químicos fácilmente manipulables está el origen de los crímenes genéticos4. Como parte de esas acciones criminales se han producido engendros que nunca hubieran llegado a existir en la naturaleza como resultado del proceso evolutivo. ¿Puede concebirse como natural a un ratón que porta una oreja en su lomo, cerdos con genes humanos incorporados en su ADN, cabras que producen seda de tela de araña en su leche o semillas que dan frutos sin posibilidades de reproducirse? ¿Hasta donde llegarán por lanzar al mercado productos que amenazan la vida y que generen contaminación biológica? ¿Quién ha dado a las compañías privadas el derecho a monopolizar los organismos vivos? Los crímenes biogenéticos tienen tal amplitud y radio de acción que prácticamente no existe una sola actividad humana que no se vea afectada por las decisiones que se tomen en el terreno de la genética. Estos van desde la exterminación de millones de campesinos como resultado de las trasformaciones de la agricultura, hasta el renacimiento de racismo, pasando por la expropiación genética de los países tropicales y la aparición y propagación de la contaminación genética. Y entonces, ¿Debemos aceptar la manipulación genética de seres vivos en nombre de la utilidad y las ganancias?

Con acierto el genetista colombiano Emilio Yunis, dijo que “desde el momento en que la vida puede patentarse, la magnanimidad que caracterizó a los humanos en la búsqueda de conocimiento, había desaparecido en forma irreversible”. Igualmente, Edwin Chargaff, considerado padre de la biología molecular, señaló “tengo el presentimiento que la ciencia ha traspasado una barrera que tenía que haber permanecido inviolable”.

Yosmaryderausseo25@gmail

¹. Término acuñado por la investigadora Mae-Wan Ho. Ingenería Genética ¿Sueño o Pesadilla?
². David Watson. Contra la megamáquina; ensayos sobre el imperio y el desastre tecnológico.
³.
Eric S. Grace. La biotecnología al desnudo.
. Renán Vega C. Los economistas neoliberales: Nuevos Criminales de Guerra


, , , , , .

6 comentarios:

Jeanfreddy dijo...

Los Genpets creen que son un claro ejemplo de cómo la tecnología avanza más rápido que la capacidad del hombre de saber qué hacer con esto: ética. Manipulaciones genéticas apuntadas hacia el lucro sin medir las consecuencias emocionales e incluso espirituales de "fabricar" unos juguetes vivos de los cuales no hay ninguna certificación acerca de su comportamiento real, listos para exponerlos ante nuestros hijos, alienándolos de lo que significa tener una mascota real o incluso, estimar la vida.

Jeanfreddy dijo...

creo, no creen, sorry!

RomRod dijo...

los genpets no existen todavía... los que pueden verse en la famosa página web que dice venderlos no son más que la obra del artista canadiense Adam Brandejs. Son solamente una obra de arte algo bizarra. Los genpets que salen en la página son esculturas hechas de plástico por el artista.

Saludos!

Flavio dijo...

Hola,
Te encontre de pasada por clogers, le tema que tocaste estaba algo fuera de lo que estoy acostumbrado a leer de mis amigos.

Te queria contar de una iniciativa en la que estoy embarcado y quizas me puedas ayudar..date una vuelta por y cuentame que te parece la idea.

mi correo es flaviocandia [at] gmail.com

Saludos

Anónimo dijo...

Me gusto tu bitácora, por ello la he enlazado desde la mía, la cual invito a conocer. Saludos.

http://espanaroja.blogia.com/

Yosmary dijo...

Hola a todos,

Así creo que es Jeanfredy! la aberración va más allá de exibir "un producto" o una obra de arte, es el deseo feroz por generar ganancias a costa de la vida misma.

Gracias por enlazarme España Roja, visite tu blog y esta listo el intercambio de enlaces.

Romrod, gracias por tu aporte.

OTRAS PUBLICACIONES: