Alvaro Uribe rompe mediación de Acuerdo Humanitario

22.11.07

Uribe retiró abruptamente la autorización a Hugo Chávez y a Piedad Córdoba para continuar con las negociaciones en procura de la liberación de 45 rehenes en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por 500 guerrilleros presos en cárceles oficiales.

Chávez había sido autorizado sólo 93 días antes como mediador en el conflicto interno colombiano, conflicto que se ha extendido por más de 40 años.

Hoy Uribe se contradice, cuando luego de frenar el trabajo de Chávez y Córdoba, quienes habían dado muestras de avance, reiteró que continuará la búsqueda de un intercambio de rehenes por prisioneros de las FARC, aunque sin poner en riesgo la lucha contra la guerrilla. Se abstuvo de referirse directamente al cese de la mediación de su par venezolano.

La excusa de Uribe para romper el Acuerdo Humanitario.
Una conversación telefónica de 30 segundos entre Chavez y Mario Montoya, comandante del ejercito. Córdoba aclaró que la llamada fue fortuita y muy breve y casual y que no excedió de los 30 segundos. De acuerdo con su versión, mientras ella conversaba con Montoya se acercó Chávez, a quien le pasó el auricular para que lo saludara.

En el corto diálogo entre Chávez y Montoya, el jefe de Estado venezolano le recordó que este jueves se cumplen tres años de la retención del grupo de policías por parte de las FARC y le preguntó sobre este punto específico, pues ambos tenían previsto viajar entre el jueves y el viernes a Bogotá para reunirse con Uribe y ponerlo al tanto de los avances del proceso.

La senadora colombiana afirmó que respeta la decisión soberana del Ejecutivo colombiano pero que la recibe con mucha tristeza pues el trabajo ya estaba 50 por ciento adelantado. Agradeció al gobierno de su país por la oportunidad que le dieron al ser nombrada facilitadora.

Reacciones. "Desde mi blog, rechazo la posición asumida por el intransigente mandatario colombiano, que pone por encima sus intereses antes del acuerdo humanitario. Nunca le interesó el Canje, y viendo el avance que llevaban las conversaciones los mata de un sólo golpe". "Uribe, estoy berraca!", asi lo dijo Yosmary de Rausseo, blogger venezolana esperanzada por el Acuerdo Humanitario.

Luego de conocer la lamentable noticia, el portavoz del Elíseo, David Martinon, confirmó este jueves, en una rueda de prensa, que el presidente Chávez cuenta con el respaldo de Francia en sus esfuerzos por un canje humanitario en Colombia. "Continuamos pensando que la gestión de Chávez es la mejor opción para la liberación de los rehenes", aseveró Martinon.

Por su parte, Fabrice Delloye, el ex esposo de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, ciudadana franco-colombiana en poder de la guerrilla desde el 2002, manifestó que la decisión de Uribe es "dramática".

Astrid Betancourt, hermana de Ingrid, se confesó "consternada" por la decisión de Uribe y pidió al mandatario colombiano reconsidere su decisión de poner fin a la mediación del venezolano Hugo Chávez. La Federación Internacional de Comités Ingrid Betancourt (FICIB), convocó a una manifestación para el próximo sábado frente a la residencia del embajador de Colombia en París, en protesta contra la decisión del presidente colombiano.

El portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de China, Liu Jianchao, afirmó este jueves que su país respalda "los esfuerzos de las partes implicadas en el diálogo (para resolver el conflicto colombiano), incluyendo los del presidente Hugo Chávez".

ONG Colombianos en Venezuela acusó a Uribe de no considerar las consecuencias de la medida y de tomar una falsa postura ante el canje de rehenes y la situación social en Colombia. También le responsabilizaron de cualquier muerte que se produzca de ahora en adelante en el marco del conflicto armado del país suramericano, al tiempo que denunciaron la profundización en el seno del Gobierno de un proyecto de guerra oficial. Expresaron su apoyo a las gestiones de Hugo Chávez y Piedad Córdoba.


La expulsión de Córdoba y Chávez aniquila las esperanzas de los familiares de los retenidos por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de millones de colombianos que veían en el acuerdo humanitario el primer paso para lograr la paz en el país neogranadino. Más Destalles de los Obstáculos del gobierno de Uribe entorpecieron mediación del acuerdo humanitario ...
    La decisión tomada este miércoles por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, es la última de las muchas acciones emprendidas por el mandatario y su Gobierno para entorpecer la mediación de la senadora Piedad Córdoba y el jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez, quienes trabajaban por alcanzar el tan anhelado canje humanitario en Colombia.

    La finalización de la mediación de Córdoba y Chávez aniquila las esperanzas de los familiares de los retenidos por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de millones de colombianos que veían en el acuerdo humanitario el primer paso para lograr la paz en el país neogranadino.

    Su decisión se produce luego de que el martes, en una nueva señal de obstáculo al proceso de canje humanitario, Uribe pusiera el 31 de diciembre venidero como fecha límite para el papel de mediación que el jefe de Estado venezolano realiza entre el Gobierno colombiano y las FARC.

    Desde que iniciaron su papel de mediadores del canje, en agosto pasado, Chávez y Córdoba sostuvieron numerosos contactos con la guerrilla de las FARC, que daban razones para pensar en grandes avances del acuerdo.

    Entre ellos, destaca el viaje a la selva que la senadora colombiana realizó en septiembre y en el que las FARC propusieron por primera vez la fecha para celebrar un encuentro con el presidente venezolano.

    Asimismo, la reunión que finalmente sostuvo Chávez con delegados de la guerrilla, entre ellos Iván Márquez, en el que ambos ratificaron su disposición de continuar los diálogos hasta alcanzar el canje de los 45 rehenes por unos 500 guerrilleros presos en cárceles colombianas.

    Pero el proceso, que buscaba poner fin a la situación de los rehenes, entre ellos tres estadounidenses y la ex candidata presidencial franco-colombiana, Ingrid Betancourt, muchos de ellos con casi diez años en poder de las FARC, se vio entorpecido por el propio Uribe y su tren gubernamental.

    Y es que paradójicamente, aunque anunció en varias oportunidades su respaldo a la mediación de Chávez y Córdoba, el mandatario colombiano realizó durante todo el proceso de facilitación declaraciones que ponían en tela de juicio su disposición y la de su Gobierno, de alcanzar el tan esperado canje.

    Las más recientes, las pronunció durante un discurso en Bogotá en conmemoración de los 116 años de la Policía Nacional, el pasado 14 de noviembre, en las que afirmó que no tenía planes de autorizar una eventual cita entre Hugo Chávez y el líder y fundador del grupo insurgente, Manuel Marulanda.

    "Nosotros quisiéramos que la reunión que pueda tener Marulanda sea con los fiscales y la Policía de la patria (...) una reunión con las cortes para que responda por 40 años de asesinatos y crímenes", dijo en ese momento Uribe, quien aseguró haber recibido mensajes en los que Marulanda afirma que no puede salir para hablar sobre el intercambio humanitario, por razones de seguridad.


    "Él (Marulanda) manda razones y dice que no puede asistir a reuniones porque si sale de ese escondite le darían una 'matada' (...) intuye bien, que no disimule, porque él no tendrá que salir, la Fuerza Pública llegará a sacarlo", fustigó en un declaraciones muy controvertidas en las que echó por tierra el encuentro entre Chávez y Marulanda, considerado clave para alcanzar el canje.

    Obstáculos desde su gabinete

    Pero no ha sido sólo el presidente Uribe quien ha realizado declaraciones para entorpecer el proceso que adelantaban Chávez y Córdoba. Varios ministros y funcionarios del gobierno de Bogotá también hicieron lo propio.

    El más representativo de ellos es el ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, quien recientemente desde Washington criticó la publicidad que, a su juicio, estaba teniendo el presidente venezolano gracias a su papel de mediador, afirmando que el Gobierno colombiano le había pedido que no hiciera tanta propaganda.

    Sus comentarios, que generaron malestar en Caracas, motivaron una respuesta del propio Gobierno colombiano, que en un comunicado reiteró la confianza en las gestiones humanitarias de Chávez y la senadora Córdoba y pidió, en clara alusión a Santos, "a todos los integrantes del Gobierno que se abstengan de dar declaraciones en público o en privado que afecten la dirección de las relaciones internacionales de Colombia".

    También por esas declaraciones, el canciller Fernando Araújo, salió al paso y dijo en un comunicado que: "el Gobierno Nacional no comparte las declaraciones del señor ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, referidas al papel del señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, y de la senadora Piedad Córdoba, en la búsqueda de un acuerdo humanitario".

    Ante la falta de apoyo del propio Gobierno a sus palabras, Santos llegó a poner su cargo a la orden.

    La insistencia en acciones militares para liberar a los retenidos contrastaban con el objetivo del canje humanitario. El canciller colombiano llegó a decir, en una oportunidad, que la política del Gobierno de rescate de rehenes de la guerrilla, incluyendo una acción militar, "no había cambiado".

    Sus comentarios, los de Juan Manuel Santos y hasta los del comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, motivaron a la senadora Piedad Córdoba a pedirle al Gobierno del presidente Álvaro Uribe que "unificara la vocería frente al acuerdo humanitario", debido a que, según aseguró en entrevista a TeleSUR, las declaraciones de algunos funcionarios estaban entorpeciendo las negociaciones en pro del tan anhelado canje en Colombia.

    Estas y otras declaraciones del gobierno colombiano, terminaron por liquidar las esperanzar de traer de vuelta a 45 rehenes en poder de las FARC.

    NN/ AV

    Con información de Agencias internacionales y Telesurtv.net

    Ventana Popup:
    TEXTO_DEL_LINK


    mentiras neoconservadoras noticias noticias destacadas rebelde yosmary

8 comentarios:

Khabiria dijo...

Lamentable la noticia, sobre todo por todos esos familiares que no pierden la esperanza de abrazar nuevamente a los rehenes. Parece que el canje humanitario no es la prioridad para el gobierno de Uribe, y parece que sus intereses están en otra parte y no en la voz de un pueblo que pide paz!
Un abrazo

Dave dijo...

Que vainas con Uribe. Me pregunto si en realidad habrá otras razones para está decisión, tomando en cuenta el gran avance alcanzado hasta ahora.

Yosmary dijo...

Habian avanzado mucho las conversaciones y Uribe no se va a permitir darle estatus políticos a las Farc. Ese es parte del meollo.

Fijense las condiciones de Uribe para reunirse con las Farc:
- Que las Farc libere a todos los secuestrados, sólo así él se reune con los "terroristas".
Ahí es cuando yo me pregunto ¿Y el Álvaro no ha ido unas cuantas veces a reunirse con el terrorista mayor G. W. Bush?
¿Por que él quiere que liberen a todos y el se reserva liberar a los miembros de las farc que están en gringolandia? ¿El acuerdo no es de bando y bando ó si las farc libera a todo el mundo con qué negocia su salida de la irregularidad para abrirle paso a la paz colombiana?
Pues nada le tocaría recibir plomo parejo porque ese es la misión de Uribe en el gobierno.
Que tristeza me da todo esto.

Pero por otro lado, pensando bien y tirando a pegarla... ¿no será que Uribe le dió este golpe al acuerdo para no correr con la culpa de que a Chávez le pase algo si va a los montes colombianos? ¿Te imaginas las consecuencias geopolíticas?...

Si Uribe recibió la presión -obvio-de los EEUU: a) accedió porque es un pragmatico y le amenazaron con quitarle los dolaritos. B) Le dieron la orden de matar a Chavez... la cuál no aceptó. c) la orden fue cortales la alas a Chávez porque la paz de colombia no puede ser impulsada por la izquierda porque eso le daría más fuerza al proyecto bolivariano. d) todas las anteriores más todas las que están pensando.

Saludos!

Andreina dijo...

me permití robarme este comentario de alguien en la BBC:
"A Chavez no le importan los secuestrados que para él son "retenidos". Solo está buscando publicidad y relevancia. En eso anda siempre.

¿Qué ha hecho por los secuestrados de su propio pais donde ya pasan de 200?

Las FARC tienen patente de corso en Venezuela.

Así que, sus razones tendría Uribe, aunque de seguro son más o igual de oscuras que las de hugo r.

depr001 dijo...

Si vale, ojalá estuviésemos tan preocupados por nuestra propia gente en vez de estar rescatando extranjeros.

¿Será que tenemos que pedirle al presidente Chávez que medie entre él mismo y la guerrilla para que suelten a los venezolanos?

O será que -oh sorpresa- ni aquí ni en Colombia hay voluntad política para liberar a los 'retenidos'.

depr001 dijo...

Por cierto, qué cómico eso del terrorista mayor, George W.

Si bien es acertadísimo el comentario, es, en mi opinión, un error tratar de señalarlo a él sólamente.

Habría que acotar que detrás del tipo está alrededor del 25% de la población norteamericana (según los últimos sondeos). Si quitamos a los que no votaron, son unas 30 millones de personas (mas uno que otro par de millones que votaron por Uribe). La fuerza terrorista más grande del mundo.

Esa retórica de 'estamos en contra del presidente, no de su pueblo' es un pobre disfraz. ¿Por qué no hablan claro y dicen que odian a los gringos y a los colombianos y a todas las personas que no piensan igual que nosotros?

PuntoG dijo...

Hmmm… si el presidente hubiera hecho caso al dormilón de España eso no hubiera pasado, que le costaba quedarse callado, ahora todo se fue al piso. Igual que el bolívar 0,340 pesos un bolívar, pues como que esto no esta nada bien, ahora importamos comida con dollares a 5000 y tanto, pa´ exportarla a Colombia a precio de Mercal.

Anónimo dijo...

Es por lo menos algo como de Polìtica y alcohol!,Uribe Velez!,un palo!,y Santos Calderòn!,más es!,casi!,ya!,para ratos!

OTRAS PUBLICACIONES: