300, Una infamia moderna norteamericana

16.3.07

Últimamente estamos comenzando a ver cada vez con más frecuencia anuncios que publicitan el próximo estreno en España de la película 300, inspirada en un tebeo de Frank Miller, cuyo tema central es la cada vez más famosa batalla de las Termópilas.

Quien haya prestado algo de atención a los trailers que andan circulando por internet podrá saber pronto de qué tipo de película se trata, tanto por la forma como por el trasfondo que la caracteriza. Así, Frank Miller nos presenta a los espartanos como luchadores por la democracia y por una era de razón, en la que los hombres de Leónidas hacen el trabajo sucio para salvarle el culo al régimen decadente de Atenas. Esto llega hasta el punto de que los mismos productores, Frank Miller incluido, vienen a comparar a los espartanos con los marines americanos, entendiéndolos como una organización autoritaria que funciona como instrumento al servicio de la democracia.

A esto se le suma la ambientación y la estética que se encuentra presente en la película, con un predominio de la oscuridad y un regodeo insistente en las escenas sangrientas, lo que destila una flatulenta morbosidad por la crueldad más excéntrica, a lo que se le añade un aire bastante siniestro con el que se intenta presentar los tiempos precristianos como una era de oscuridad, terror, maldad, violencia, tiranía…

Juntamente con lo ya dicho nos encontramos con la típica americanada con escenas violentas repletas de acción, impactantes en las que los protagonistas hacen cosas imposibles con el único propósito de entretener al espectador mostrándole y contándole una historia diferente de la que realmente ocurrió. Se quiere crear espectáculo, y lejos de magnificar un hecho histórico de especial relevancia, lo único que se consigue es ensuciarlo, convirtiendo la película en una completa infamia contra el significado histórico de dicha batalla y contra quienes la protagonizaron (espartanos y persas).

Es seguro que más de 4 frikis se regodearan con ese despliegue de efectos especiales, super patadas, garrotazos sobrehumanos (en el sentido de brutalidad animal y no de heoicidad viril y solar), flechas clavadas en escudos que de un espadazo saltan por los aires, situaciones que nunca se dieron como supuestas murallas de cadáveres, o esos inmensos decorados que ni siquiera son reales sino mero trabajo de ordenador. Es una película hecha para vender, promover el ideal humanista y democrático de los EE.UU. legitimando así su estrategia política a escala internacional: guerra preventiva para mantener, salvaguardar y extender la democracia a los confines del planeta.

Es la típica película que con su acción, sus escenas, los diálogos impactantes, su estética… logra crear un clima de sugestión psicológica que atrapa al espectador generando en él una falsa sensación e ilusión de poder, introduciéndole mentalmente en un ambiente en el que lo imposible se hace posible y creyéndose por un breve lapso de tiempo capaz de todo cuando en la vida real jamás haría por pura impotencia. En eso consisten los nuevos espectáculos del mundo del cine. Por eso mismo cada vez es más habitual encontrar a frikis masturbándose mentalmente con este tipo de películas fantasmagóricas y grandilocuentes, en las que se reflejan situaciones de aventuras, acción, dinamismo, poder, fuerza…, que en la vida corriente de nuestros comtemporáneos no existen. Estos largometrajes suponen, en la práctica, un sedante, una válvula de escape para esas mentes fantasiosas para las que estas películas representan la expresión de su voluntad, aquello que les gustaría pero que no son capaces de alcanzar (algo similar ocurre con los videojuegos, que transmiten sensación de poder e introducen al jugador en un rol por el que desconecta durante un tiempo de su vida real).

No hace falta que los americanos vengan a donde nosotros para contarnos nuestra historia, y menos aún a deformarla. Desde luego que, a la luz de los trailers y de lo que hasta ahora se ha podido ver y averiguar acerca de la película, esta obra resulta una infamia moderna en plan americanada que ensucia a los personajes históricos y que deforma la verdad de los acontecimientos que ocurrieron en aquella épica batalla. Sin dudas las manos del hombre moderno acaban estropeando grandes acontecimientos que merecerían otro trato y una representación tanto estética como cultural que estuviera a su altura.

Se oye por ahí que Atenas era un paraíso político, cuna de la democracia, cuando realmente representa en su historia la era más sombría en la que el poder político estaba en manos de demagogos y oligarquías económicas, habiéndo reducido al pueblo en masa. Otros vienen a resaltar este aspecto negativo de Atenas, pero acto seguido se apresuran a hablar bien de la tiranía de Esparta y de su supuesta homogeneidad como si de un régimen totalitario se tratara, cuando lo cierto es que Esparta representaba un modelo social y político mucho más heterogéneo que ningún otro de la Hélade de aquel entonces, en el que existía una estricta jerarquía entre diferentes estamentos en el que cada uno cumplía una función determinada sometiéndose al conjunto del organismo político representado por el Estado, con una primacía de la Tradición, la cual se concretaba y manifestaba en sus leyes, forma de vida y valores que habían inspirado desde su aparición a la propia ciudad. Pero es normal que la visión moderna sobre el pasado tienda a manosearlo todo y a desfigurar la realidad.

Por último sólo cabe decir lo curioso y al mismo tiempo significativo que resulta que una película como esta, en la que se enfrentan griegos (los europeos de aquel entonces) contra persas, salga cuando se encuentra en plena ebullición la cuestión iraní y el rifirrafe entre EE.UU. y la República de Irán…, lo cual ya arroja ciertas sombras sobre las intenciones reales de esta película si lo unimos a lo antes descrito.

En fin, una fantasmada americana más a lo que es preciso quitar hierro e importancia, aunque es seguro que los frikis de turno irán a verla para poder sentirse durante unos momentos grandes héroes antes de volver a su mísera vida real enfrascada en la monotonía absurda de lo cotidiano.
Créditos: http://emboscado.blog.com

Efecto: El departamento de cine de la Academia de Arte de Irán ha enviado una carta de protesta ante el secretario general de la Unesco por la producción y distribución de la película antiiraní 300, a la que considera un insulto y un desvío de lo que es la verdad histórica.

La carta ha sido rubricada por personalidades iraníes del mundo del arte cinematográfico, entre directores, actores y productores, entre los que se cuenta Seyyed Mohammad Beheshti, Dariush Mehjui, Mohammad Mehdi Heidarian, Seifollah Dad, Manuchehr Tayab, Mayid Mayidi, Mohammad Ali Hosein Neyad, Moytaba Rai, Mehid Ardekani y Mohammad Ali Nayafi, quienes le piden al secretario de este organismo de la ONU que reaccione por la imagen que Hollywood pretende mostrar con esta película de la historia de Persia.

“Cuando la Unesco reacciona contra el daño y las amenazas que se ciernen sobre las construcciones, documentos y monumentos históricos pertenecientes a la cultura y a la civilización de los pueblos, es de esperar que evite la humillación y la tergiversación de la identidad histórica en el cine, cuya gran influencia puede acarrear malas consecuencias culturales y sociológicas en las dimensiones internacionales, y por cuanto la importancia que ello reviste no es menor que la destrucción de los valiosos monumentos relacionados con el legado de los pueblos y etnias”, reza la carta.

Asimismo, el comunicado lanza una advertencia a los que en todo el mundo se dedican a la cultura y el arte, para que no corrompan éste ni el cine ni lo conviertan en un medio para reforzar el imperialismo ni tampoco en una herramienta que haga tambalear la interacción constructiva y pacífica entre las culturas y civilizaciones.

Está previsto que el texto de este comunicado sea entregado al secretario general de la UNESCO junto a una traducción al inglés y al francés.

300 es una nueva película que Hollywood estrenará dentro de unos días y en la que muestra una imagen distorsionada, ambigua e irreal de la guerra librada el tirano griego Leonidas y Jerjes, curiosamente, para así degradar la imagen de una Persia musulmana que se convirtió a la fe traída por los árabes 1.000 años después de la muerte de esta batalla llamada de las Termópilas. La película quiere dar a entender que las huestes del tirano griego, que no pasaban de 300 soldados, pudo ganarles al ejército del millón de hombres del que disponía el rey persa Jerjes.

La cinta está basada en el relato de un tebeo o cómic, de un tal Frank Miller, y está dirigida por Zack Snyder.

La Organización de Cultura y Relaciones Islámicas ha emitido también un comunicado en que dice que esta película producida por los norteamericanos es un insulto directo a la cultura y civilización persas. “Las políticas hegemónicas de EEUU han utilizado este el arte como una herramienta para poder lograr sus nefastos objetivos, que he aquí que es distorsionar la historia y dañar a las civilizaciones”, dice el comunicado.

“Los daños que siempre se han hecho mediante armas de guerra y destructoras se hacen ahora utilizando técnicas y equipos avanzados del séptimo arte, con el fin de falsificar y tergiversar la historia”, añade.

Este mismo comunicado continua diciendo: “La civilización y la cultura persas, tal como admiten todos los historiadores e iranólogos basándose en documentos innegables, ha jugado un gran papel en el mantenimiento de la paz y la seguridad mundial, y siempre ha sido el heraldo defensor de los derechos humanos y el ahuyentador de la injusticia y de la discriminación en el mundo, y tras mezclarse con la cultura y civilización musulmana se convirtió en un foco sin par de cambios y de generación de ciencias y conocimientos con el que hoy la humanidad está en deuda.”

Los diputados del Parlamento de Irán y representantes de otras instituciones iraníes ya han manifestado sus protestas por la distribución de esta cinta en las salas de cine y han pedido al ministro de Exteriores de Irán que gestione esta protesta.


8 comentarios:

solojony dijo...

Se me revuelven las tripas al leer blogeros que solo saben hacerse eco de la propaganda antiyanqui.
Por favor, informese un poco si pretende hacerse pasar por un pseudo periodista de opinion.

El Sr. Frank Miller lleva toda su vida dedicado al mundo al comic, y de hecho 300 fue editado en 1998, muchisimo antes de que Iran pretendiera sacar dinero a las Naciones Unidas con un chantaje nuclear, como ha conseguido recientemente Corea del Norte.

El Sr. Frank Miller es un activista anticolonizacion americana de la que usted parece tan partidario, y y a lo largo de su obra ha reinventado muchas veces iconos de la cultura americana como superheroes clasicos, destruyendo precisamente esa imagen de dios todopoderoso tan comun en la propaganda americana y ridiculizando a presidentes como Ronald Reagan como payasos paletos que gobiernan un pais como si fuera un rancho, como podra comprobar por si misma si se baja por un segundo de su caja de carton de predicadora barata y lee algo sobre lo que tan alegremente escribe.
Una muestra mas de la intolerancia ante "nuevas" (que van ya por 90 años de antiguedad) formas de expresion artistica de que por mucho que le pese a usted, forman parte de nuestra cultura, al igual que lo forman Los Beatles, Tchaikovsky, Silvio Rodriguez y las pegatinas del Che Guevara.

¿Comparar a los espartanos con los marines?... pero que memez... si usted se molesta en ojear obras como Born Again, Elektra, etc, podra comprobar de primera mano lo que piensa Frank Miller de la colonizacion americana y de su propio gobierno imperialista.

Mas de un de irani habra muerto apaleado seguramente en un calabozo por cuestionar su propio gobierno como el Sr. Frank Miller ha realizado en numerosas ocasiones, porque recordemos todos que Iran, no es precisamente un modelo de igualdad, democracia y derechos humanos, sino una dictadura teocentrica islamica, con un autodemoninado "Lider Supremo" que lleva en el poder desde 1989.

Entiendo que los enemigos de sus enemigos son sus amigos, pero realmente deberia explicar porque se preocupa mas de una cinta de cine, que de la libertad de pensamiento en Iran, y como congenia esto con sus ideas socialistas.

Esta claro que usted es solo uno mas que ataviado con una toga de tolerancia y progresismo, JAJA!, se permite el lujo de insultar a gente que no comparte sus mismos gustos (o tal vez si), indiscriminadamente con adjetivos como "friki".

Le recomiendo leer algo mas que la agenda de color rojo de su partido (1984 seria un buen comienzo), algun dia puede ser usted el que se encuentre en la habitacion 101.

Buena suerte sacando su mente de la jaula, cuente con mi sincera compasion.

Yosmary dijo...

Yo soy libre de publicar lo que me salga... y si tanto dolor siente vaya a un médico o mejor a psiquiatra por que lo que estas es enfermo de la cabeza...

Y no digo más porque no debato con frikis que escudándose en seudónimos no se responsabilizan de sus verborreas.

Por aquí llamamos a gente como tú Disociados!!!
Pobrecito...

ojo de buey dijo...

Enhorabuena por el blog y este artículo. Estoy de acuerdo con que la película se presta a esas sospechas. No creo, sin embargo, que el comic de Miller sea equiparable. Miller se centra más en los valores universales de una época perdida, donde los seres humanos debían sobrevivir sin más.

Aquí os dejo mi aportación desde OjO de buey. Saludos a todos:

http://elhilodepenelope.blogspot.com/2007/03/300.html

solojony dijo...

Si, gracias a gente que no piensa como usted, es libre de publicar lo que quiera en las paginas de esta multinacional de Estados Unidos, pais que tanto manipula y que usted tanto detesta.

Supongo que su "presidente" no proporciona espacios de libertad como este donde se puedan difundir opiniones confrontadas, el, al igual que usted, solo maneja el insulto y la patetica verborrea.

No se engañe, usted no debate con nadie, solo insulta a quien no piensa como usted y se cita a si misma, y su respuesta es solo un ejemplo mas de lo que yo decia.

Leyendo a personas como usted no es dificil entender como sudamerica sigue dominada por dictadores en pleno siglo 21.

Hagase un favor y lea Marx, especialmente los parrafos que su "presidente" omite:

“No basta con decir que el hombre es libre para afirmar que un esclavo es falsamente esclavo, es preciso pensar y combatir las condiciones materiales que hacen de un hombre un verdadero esclavo”.

"La manera como se presentan las cosas no es la manera como son; y si las cosas fueran como se presentan la ciencia entera sobraría."

Aunque tal vez usted deberia empezar por confucio:

"El leer sin pensar nos hace una mente desordenada.
El pensar sin leer nos hace desequilibrados."

Saludos de un orgulloso disociado.

Kurro dijo...

Dar tintes políticos a 300 está de moda, pero es ridículo. Cualquiera con dos dedos de frente opinaría lo mismo y sabe que va al cine a ver una película de FICCIÓN basada en un comic, coño, si hasta sale un rinoceronte gigante por dios!!! Los americanos no se andan con rodeos cuando quieren hacer propaganda política en el cine. Evidentemente, no es el caso y mas de uno, gracias a la gran cultura que nos proporciona los medios ultimamente, ni siquiera sabría que Irán se corresponde a la antigua persia si no surge esta polémica.

Fdo.: uno que odia a los americanos tanto como tú.

mi direccion dijo...

Anoche fui al cine a ver la dichosa película, luego he estado googleando y leyendo porque la verdad algunos diálogos y escenas me resultaron algo "intencionados".

No es imposible, Kurro, que un comic o una película de ficción tengan "tinte político", de hecho los comic, el cine de ciencia ficción y los dibujos animados se han usado muuuucho para hacer propaganda, para "sembrar" valores y cosas así, no solo con documentales se hace propaganda y no siempre se hace de manera directa, explícita y evidente.

Solojony, tienes que tomar en cuenta que una cosa es la película y otra el comic de Miller, cierto que cuando se editó el comic no había lío iraní, pero dale un vistazo al comic, ahí no te vas a encontrar la escenita de la reina suplicando a algo como un senado que envíe tropas a ayudar al rey y a sus muchachos que se fueron solitos a defender "la libertad y el estilo de vida espartano", en la película hay muchos añadidos, y es en éstos donde se escucha y ve lo que tus odiados "propagandistas anti-yanqui" refieren como "propaganda pro-yanqui".

No es mentira que hay varias cositas "condimentando" lo que escribió-dibujó Miller hace diez años, así que no es imposible que a la hora de adaptar se haya manipulado algo en favor de la causa gringa, pero no sé, quizá son casuales las coincidencias, no vale la pena discutir si hay propaganda o no, basta con saber que la propaganda existe y que la hacen los de izquierda y los de derecha, si aquí la hay o no es irrelevante pues igual la hay por todas partes.

Cualquier otra observación tendré que ir a hacerla a "El Emboscado" que fue quien escribió la furibunda "crítica" que aquí reprodujo Yosmary, de repente luego me paso por aquel blog para decirle a ese muchacho que se calme, que ya sea que tenga razón o no, me lo imagino escribiendo con los ojos inyectados de odio y rabia, y que eso no es sano para nadie.

Yosmary, un besito pa'tí =)

Abraxas dijo...

Hola a todos. No pretendo echar mierda a nadie, disculpen el vocabulario pero es la palabra que me vino a la mente para expresar un ataque a cualquiera de los respetables. Aunque joven, soy un historiador mexicano, que aunque lejos de la cuna de la civilización occidental (como se le ha nombrado) estoy al pendiente de muchos datos y estudios acerca de la historia en distintos lugares del planeta. Uno de ellos y que nos hacen estudiar desde muy pronto se refiere a la cultura helénica. No he visto la película, aclaro, pero un amigo que vive en Idaho se acercó a mi, como su amigo historiador, y me preguntó si la batalla de las Termópilas había sido como lo dicen en la película de 300. Mi ignorancia me llevó a no notar que se trata de una adaptación (esto lo remarco) de una novela gráfica de Frank Miller. Esto deja un poco de lado la investigación que hice, pues me puse a estudiar desde el número de beligerantes que se encontraban en las Termópilas hasta el recurso estratégico del que echaro mano los aliados helenos en esa guerra en contra de los aqueménidas. No solo se encontraban los 300 espartanos, eso es seguro, además de contar con un contingente de iliotas se hallaban apoyados por otros miles de aliados de diversos lugares del mundo helénico. El contingente a mando de Leónidas se quedó como retaguardia de un pequeño ejército que emprendía una retirada, fueron los últimos que quisieron refrenar a los persas para aligerar el paso al grueso del ejército. El problema es que fueron emboscados y bueno, para no hacer la historia más larga fueron todos aniquilados por el ejército muy superior en número de los persas aqueménidas (no sin presentar una envidiable resistencia debido a su manejo de las grandes lanzas y una disciplina extraordinaria que por nada adjetivan después de "espartana". El juzgar los números de manera un poco exagerada fue un recurso de historiadores griegos, que sin embargo fue vuelto a analizar por historiadores contemporáneos que llegaron a la conclusión que utilizar cantidades extremadamente numerosas (un millón para los persas por ejemplo) sobrepasaba la capacidad incluso que tenían los ejércitos para realizar la leva. En fin, en cuanto a las demás opiniones puedo apoyar el que los comics y novelas gráficas muchas veces están dispuestas con gran cotenido político, ¿y cómo no estarlo? acaso no vivimos en una sociedad que trata de politizarse, sobre todo en lugares donde se dice existen mayores libertades. Pero el punto no es ese, el punto es que, como cualquier obra artística o popular simplemente, se puede utilizar como vía de intercambios culturales, sociales y políticos. Por otra parte, creo que la protesta iraní se basa más en una defensa de su actual situación (que no desdeño, critico o ataco) que de una verdadera preocupación por que se vea a su supuesto pasado como un arma política qeu respalde las acciones de EU en su contra (y en general del mundo musulmán). Esa Grecia fue una Grecia muy distinta, esa Persia no existió después del imperio Aqueménida. Los iraníes están recurriendo a lo que podría denominarse "nostalgia del pasado" cuando en realidad es un pasado qeu tal vez pertenezca a otros pueblos tanto como a ellos. Los estadounidenses tampoco deberían vanagloriarse de su democracia cuando es una de las naciones que se sustenta aún en las tradiciones y costumbres (si no me creen revisen la constitución y sus enmiendas). En fin,vamos, para discutir podríamos hacerlo por mucho tiempo, pero creo que sólo es una adaptación fílmica a una obra de ficción , disfrútenla como tal o no lo hagan. No la critiquen con valoración histórica cuando no fue hecha para ello. Si no... mejor ponganse a criticar filmes como Apokalypto, que están muy lejos de representar una realidad maya. Aquellos que se dedican a estudios mayas podrían quejarse igualmente que los iraníes, pero saben que es ficción, y la verdad que a mi me causó cierta indignación como mexicano que soy. Sin embargo hay ocasiones en que tenemos que afrontar la realidad de la mercadotecnía y el gusto popular, sin decir por esto que no nos pongamos a trabajar en una forma más aecuada de transmitir conocimientos históricos y artísticos.
Desde México D.F., de la UNAM para ustedes.

Anónimo dijo...

No se que es lo que hablan de Democracia y libertad, en Venezuela no existe esa democracia y libertad de la que el gobierno y todos sus partidarios hablan es absurdo. Si esas dos palabras tan importantes para nosotros como seres humanos existiesen, no tratarían de callar a las personas que han querido hablar y que critican a todas las personas que dan su opinión. ¿Saben ascazo el significado de esas palabras?
¿No, lo dudo? ¿Se le olvido acaso, como las personas y nuestros medios de comunicación hablaban y se hacían críticas a los gobiernos anteriores? Sin ningún tipo de represarías. Corruptos si eso no se puede ocultar pero Venezuela era Venezuela una patria en donde todos podíamos y teníamos las oportunidades por igual. Ahora si que somos un pueblo oprimido, no es solo darles a las personas las cosas fáciles, no tienen que ganaren lo que tengan, cuando a alguien le facilitan todo no lo mantienes como no les cuesta no lo cuidan. Respeto todas las opiniones dadas e igualmente espero respeto para mi comentario y las de las demás personas que no estén de acuerdo con las opiniones contrarias. Eso era nuestra Venezuela todos podíamos hablar sin ningún tipo de insulto y mal trato.

OTRAS PUBLICACIONES: